En este caso, deberás de devolver el artículo a la tienda original donde se compró ya que su política interna de Devoluciones debería de cubrir los dos años de garantía establecidos por la Unión Europea. 

Si tienes algún problema, ponte en contacto con nosotros e intentaremos ayudarte. Incluye el nombre de la tienda, la dirección y el número de teléfono de contacto, junto con la referencia del artículo(s) con el que tienes problemas.